Publicar fotos en Facebook o en Twitter es una moda que ha acogido gran apogeo, principalmente con lo fácil que es hacerlo por medio de los teléfonos celulares

Pero, ¿sabías que con esta práctica podrías estar dándole información de tu paradero a criminales y a depredadores sexuales?, de hecho, cualquier persona que esté interesada, podría encontrar tu ubicación a través de una de estas fotografías.

El peligro viene en una opción llamada “geotagging” o “servicio de localización.” Es una opción integrada en la mayoría de los teléfonos inteligentes, e incluso en algunas cámaras digitales. Por medio de esta, se deja una huella digital en cada imagen, llamada “metadata”, la cual contiene información para  encontrar la ubicación exacta del lugar en dónde fue tomada.

Dependiendo de las preferencias de seguridad que tengas en tus perfiles de medios sociales, no sólo la imagen contiene información geográfica, sino que también podría generar un mapa con la ubicación exacta.

El comandante Michael Anton, del Departamento Explotación Infantil del Condado de Cook, en Illinois, dijo que muchas personas erróneamente piensan que se necesita ser un genio para encontrar los datos de localización en una foto.

“Es una información que es fácilmente accesible por una persona común. No se necesita ningún software especial,  no hay técnicas de investigación policial, cualquiera puede hacer esto”, dijo.

Cómo protegerse:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.